Alguno de vosotros posiblemente os habréis preguntado si sigo vivo, ya que la última vez que escribí en este blog fue hace 2 años y medio.
Pues como podéis ver sigo vivo. El haber escrito todos mis conocimientos, experiencias y lo aprendido de otros expertos en mi libro, me dio una especie de “vacaciones” de compartir información sobre la diabetes, o al menos así me lo tomé yo. Todo lo que sabía lo escribí allí.

¿Por qué vuelvo ahora a escribir en mi blog? Porque ha habido un avance que creo que es lo suficientemente importante y que puede mejorar la vida de los que vivimos con diabetes y necesitamos monitoreo de la glucosa.

Me refiero a la entrada en el mercado hace ya unos meses del medidor de glucosa FreeStyle Libre de Abbott (hablo de este concretamente porque es el que he probado yo). Es muy gratificante ver como alguno de estos avances realmente llegan a salir al mercado, no como tantas otras investigaciones que siempre se quedan en una “futura comercialización” para la que hay que esperar varios años.

Ya hablé de ello en el 2013 en este artículo, cuando me invitaron a participar en el Encuentro Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), donde la empresa Abbott nos invitó a un grupo de personas con diabetes que además tenían una página web tratando este tema, para presentarnos su prototipo de glucómetro y pedirnos feedback al respecto, para mejorarlo y ver cómo podría ser más útil para los diabéticos.

Hace un tiempo que ya está disponible, aunque de momento solo comprándolo, ya que no está subvencionado por la Seguridad Social (más abajo hablaré con más detalle sobre esto)

Lo he probado y quería compartir mi experiencia con el glucómero FreeStyle de Abbott por si a alguien puede servirle.

Resulta que en mi última visita al endocrino, me dijo que si quería podía dejarme probar uno de estos glucómetros de monitoreo de glucosa por flash, ya que les habían dejado unos cuantos, y como ella dijo, “también hay que premiar a los que se cuidan tan bien y tienen la glucosa bien controlada” (con una hemoglobina glicosilada en 6,6). Supongo que en parte también quería asegurarse de que mis buenas métricas eran un reflejo real de una glucosa en niveles aceptables y no una media “irreal” por tener niveles altos y bajos continuamente.

La verdad es que a mí también me interesaba mucho conocer este dato, ya que con el sistema de tiras reactivas que subvenciona la Seguridad Social es muy difícil saberlo (por un lado te dan pocas tiras en el centro de salud y por otro te tendrías que pinchar y sacar sangre continuamente para tener datos suficientes para poder sacar buenas conclusiones)

Así que en la cita con la enfermera, me explicó brevemente cómo funcionaba, ya que es bastante fácil de usar, me puso el sensor en la parte trasera del brazo, que para mi sorpresa no dolió nada, y lo activó en el glucómetro. Y para casa me fuí.

No quiero parecer un anuncio comercial ni nada por el estilo (porque nadie me ha pedido que escriba sobre esto y nadie me está pagando por ello), pero tengo que decir que ha sido un punto de inflexión en mis 18 años con diabetes tipo 1. No tiene nada que ver el controlar tu diabetes con los glucómetros que subvenciona el Estado a controlarla con este glucómetro.

Por un lado el Freestyle te da la tranquilidad de saber en cada momento como está tu glucosa (si quieres o necesitas saberlo), sin necesidad de pincharte, sacar sangre ni usar/gastar tiras reactivas. Por otro lado, y mucho más importante, ves la evolución y tendencia de tu glucosa durante todo el día y te avisa con una flecha si la glucosa está subiendo o bajando rápidamente o si está estable, lo que es muy útil en muchas situaciones del día a día.

glucometro Freestyle Libre

Para los que sois padres de niños mayores de 4 años (de momento esa es la edad mínima que indica la caja del producto) imaginad poder saber cómo tiene la glucosa vuestro hijo mientras duerme, sin necesidad de despertarle ni pincharle, solo poniendo el medidor junto al sensor que tiene en el brazo. Mi enfermera me explicó incluso que una madre consiguió integrarlo con una aplicación móvil que le avisaba si su hijo tenía hipoglucemia o hiperglucemia.
Algo así puede cambiar la vida de muchas personas y es injusto que la Seguridad Social no subvencione estos productos.

He hecho pruebas comparando las mediciones con mi otro glucómetro, que sí mide la glucosa extraída de la sangre (el FreeStyle lo calcula del líquido intersticial) y los resultados son muy similares. Por ejemplo, me hice mediciones en las 3 posibles situaciones: glucosa alta, baja y normal. Estos fueron los resultados:
Aviva: 100; FreeStyle: 111
Aviva: 230; FreeStyle: 269
Aviva: 65; FreeStyle: 50
Es decir, las subidas y bajadas las suele “exagerar” un poco más. Cuando mejor coinciden los valores es en los valores normales de glucemia.

El sensor mide automáticamente los niveles de glucosa cada minuto y almacena las lecturas a intervalos de 15 minutos durante 8 horas. Cuando se escanea el lector sobre el sensor, el sensor transmite automáticamente 8 horas de datos al lector.

A continuación nombraré los aspectos positivos y lo que según mi experiencia con el aparato se podría mejorar:

Lo que me gusta del Glucómetro FreeStyle

  • Muy fácil de poner el sensor y cambiar una vez agotado el tiempo de activación.
  • No duele.
  • Muy fácil de usar.
  • Sin pinchazos, sin sangre, sin tiras reactivas.
  • Muy rápido: en menos de 5 segundos has encendido el aparato y obtenido la medición de glucosa.
  • Poder medirte la glucosa públicamente y sin que se note, sin tener que sacar varios dispositivos, pincharte, deshacerte de una tira reactiva con sangre…
  • Poder hacer todas las mediciones que quieras, con tanta frecuencia como quieras.
  • Ver las evoluciones de la glucosa y avisos de tendencia (sube o baja la glucosa rápidamente, está estable…): gráfico con la curva de glucosa de todo el día, ver el promedio en diferentes horarios, gráfico del tiempo que has estado en zona “objetivo” (donde debería estar tu glucosa), hiperglucemias e hipoglucemias por horas…
  • Permite ver las mediciones pasadas almacenadas en el aparato.
  • Poder ver cómo afecta una fruta cuando te la comes, hacer deporte, ver exactamente cuándo empieza a actuar la insulina o cuándo empieza a llegar la glucosa a la sangre tras una comida…
  • Poder apuntar fácilmente en el glucómetro si has comido algo, hecho deporte, puesto insulina, tomado alguna medicina…
  • Te puedes duchar e incluso bañar con el sensor puesto (aunque recomiendan que no sea por más de 30 minutos seguidos y no a más de 1 metro de profundidad)
  • Te permite sacar e imprimir estadísticas muy detalladas de la glucosa para tu uso o para compartirlo con tu médico o endocrino.
  • Se puede obtener la medición de glucosa incluso con ropa sobre el sensor.
  • Se puede usar con una aplicación móvil para Android y así no tener que ir con dos aparatos por el mundo (tu móvil y tu medidor)

Lo que se podría mejorar del FreeStyle

  • La duración del sensor: que no haya que cambiarlo cada 15 días.
  • Que se pueda quitar el sensor y volver a poner, por ejemplo si vas a la playa o si haces algún deporte de contacto.
  • Cada sensor genera bastante plástico que va a la basura una vez puesto (el dispositivo para ponerte el sensor)
  • El adhesivo del sensor a veces se despega un poco, sobretodo si sudas mucho o te bañas. Aunque siga funcionando, preocupa el pensar que se te podría despegar o no leer bien la glucosa. Esto se puede arreglar poniendo alguna cinta adhesiva para piel encima, pero espero que lleguen a mejorarlo.
  • Las hipoglucemias severas sería más útil que mostraran el valor exacto en lugar de “LO” (del inglés Low). No es lo mismo tener la glucosa a 50 que tenerla a 33 por ejemplo. Como he hecho comparaciones con mi otro glucómetro (Aviva) he visto que a veces muestra LO cuando la glucosa estaba a menos de 40 y a veces estando a 50.
  • En el gráfico de tendencia de 24 horas sería más útil que se mostraran no solo las 0:00, las 12:00 y las 24:00 sino también otras horas entre medio (aunque entiendo que puede que no quepan en la pantalla). Así se hace un poco difícil ver exactamente a qué hora empezó a bajar o subir el azúcar en un momento determinado. Para paliar esto supongo que hicieron el otro gráfico con los momentos en los que de promedio estás en tu zona recomendada, momentos en los que sueles tener subidas o bajadas.
  • No poder adquirir los sensores, aunque sea pagando, en farmacias y tener que esperar 5-7 días hasta su entrega.
  • El segundo sensor que usé, después de 8 días dejó de funcionar bien. Llamé al servicio de atención al cliente y enseguida me enviaron uno de repuesto totalmente gratis. En estos casos conviene seguir teniendo tiras reactivas para poderte medir la glucosa. Lo bueno es que este glucómetro también funciona con tiras reactivas. El primer y tercer sensor que usé funcionaron perfectamente.

Aunque se pueden mejorar algunos aspectos, las ventajas y los beneficios de usar el FreeStyle Libre sobrepasan con creces los inconvenientes.

Con lo que llegamos al punto donde quería hablar de la Seguridad Social. Mis dos últimos endocrinos y mi médico de cabecera reconocieron que sería mucho mejor, tanto para los pacientes con diabetes (sobretodo tipo 1) como para los médicos y la Sanidad Pública en general, que se usaran este tipo de medidores de glucosa, ya que permiten tener una imagen continua y real de la glucosa, haciendo mucho más fácil al médico o al usuario optimizar sus pautas de insulina para estar en normoglucemia (azúcar controlado) el mayor tiempo posible. Esto evitaría muchas de las ya conocidas complicaciones derivadas de la diabetes, menos gasto público, menos centros de salud y médicos saturados, etc.

Si esto es así, ¿por qué el Estado y la Seguridad Social no subvencionan este tipo de glucómetros? La respuesta es por el precio. Las tiras reactivas son mucho más baratas. Pero digo yo, si el Estado llega a un acuerdo con Abbott (o la empresa que sea) para subvencionar este producto, dicha empresa seguramente podría bajar mucho el precio unitario al ser usado por muchas más personas, por ejemplo todos los diabéticos tipo 1, en lugar de solo los que pueden permitirse pagar 60€ cada 2 semanas, que es lo que cuesta actualmente, es decir, 120€ al mes (+ 60€ para comprar el aparato). Todo un lujo para poder tener la glucosa controlada. Esto ha hecho que haya dejado de usarlo tras el tercer sensor (es decir, 1 mes y medio de uso). Aunque este tiempo ya ha sido suficiente para que mi endocrina y yo nos diéramos cuenta de algunas cosas que había que corregir en mi dosis de insulina. Ahora tengo la glucosa incluso mejor controlada que antes!

Pero esperar a que el cambio venga del propio Estado es una ilusión que no ocurrirá. El cambio tiene que venir de los propios interesados y afectados. Por eso, hay personas ya que han pasado a la acción lanzando una petición en change.org para conseguir suficientes firmas para que la Seguridad Social subvencione un sistema de monitoreo continuo fácil y estable como este.

Lo que nos ayuda a disfrutar de una mejor salud no debería ser un lujo!

Si tienes diabetes o algún familiar o amigo con diabetes, por favor firma esta petición para que entre todos podamos mejorar la salud de muchas personas. A día de hoy solo faltan 9.000 firmas para llegar a las 200.000 firmas necesarias!: Firma en change.org y compártelo

Autor: Carlos González

Autor del libro "DIABETES: Un mundo de posibilidades", fundador y administrador de esta web desde el año 2007. Con diabetes tipo 1 desde 1998, ha investigado y probado muchos tipos de tratamientos para controlar su diabetes y comparte todo lo aprendido aquí para que otras personas con diabetes puedan controlar mejor su diabetes y a ser posible, eliminar sus síntomas.

Web del libro: http://libro.curardiabetes.com

¿Qué te ha parecido este artículo? Por favor, evalúalo según tu opinión:
(1 estrella=No, nada, 3 estrellas=Ha estado bien, 5 estrellas=Me ha gustado mucho!)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (28 votos, valor medio: 4,64 de 5)

31 comentarios en Mi experiencia con el FreeStyle Libre: El medidor de glucosa sin pinchazos

  1. LUIS HILARIO dice:

    HOLA ME GUSTARIA OBTENER UN GLUCOMETRO YA QUE TENGO QUE HACERME HASTA CUATRO PINCHAZOS DIARIOS PORFA ENVIEME INFORMACION A MI EMAIL

  2. claudia godoy dice:

    Mi papá tiene diabetes y sufre mucho con los pinchazos.me gustaría poder ayudarlo de alguna manera y que este dentro de mi alcance económico.muchas gracias.

  3. Stella pradas dice:

    Necesito mas información mi hija y mi esposo so. Diabéticos. Se consigue en Argentina?

  4. Marleny Reyes dice:

    Por favor quisiera saber si en colombia se encuentra ese glucómetro y cuanto costaría en pesos ,es que la mayoría de mi familia somos diabéticos,gracias.

  5. Hola. Vivo en argentina- Buenos Aires. Mi consulta es por el glucometro. Tengo mi hija de 11 años con diabetes infanntil y celiaca. Hace 4 años q se inyecta y pincha sus deditos todos los dias. Ya tiene cayos en sus deditos. Y la verdad q esto me impresiono si es posible obtenerlo. Mi telefono es 0247i 15 512909. Desde ya muchas gracias y espero mi pregunta lo antes posible

  6. Cristian lasserre dice:

    Me gustaría que lo pruebe mi ahijadita que debe pincharce 4 veces al día con 5 añitos y le duelen los deditos . Ojalá puedan facilitarmelo para probar,muchas gracias.

  7. Ángel silva dice:

    Me gustaría tener el equipo , soy profesionista de la salud y algunos paciente tienen pánico a las agujas

  8. JULIO MORA MAYURI dice:

    SI ES MUY IMPORTANTE PAR UNO , ME GUSTARIA COMPRAR UNO DONDE LO ESTAN VENDIENDO POR FAVOR.

  9. Miguel Angel Melián dice:

    Donde puedo conseguir dicho aparato porque tenemos los dos. gracias

  10. Eva dice:

    Quiero saber dónde lo puedo comprar, ya estoy cansada de los pinchazos .Agradezco su respuesta gracias.

  11. EDELMIRA DÍAZ MUÑOZ dice:

    Quiero saber como lo puedo comprar, sufro mucho con los ponchazos.Estoy atenta a su respuesta,…Muchas gracias.

  12. Graciela RUIZ mena dice:

    Me gustaría saber dónde puedo comprarlo y cuál es su precio.

  13. javier muñiz dice:

    Es un gran paso el futuro lo veo en la lentilla que controla la glucosa y hasta puede conectarse a una bomba de insulina aparece informaciones en internet buscando lentilla-glucosa. Algo que en este momento puede estar en pañales. Hay importantes empresas investigando para hacerlo realidad

  14. Javier Muñiz dice:

    He firmado la petición para que lo costee la S.S. Va a ser complicado al no haber competencia por lo que estaría monopolizado y está prohibido por la ley. Hay mucho interés económico y los laboratorios no se iban a quedar callados. Quizá podría ser factible si lo equiparan a un medicamento con patente.

  15. Alicia Ramos Ramos dice:

    Me gustaria tenerlo y si lo puedo conseguir en México es genial

  16. Yolanda Astorga dice:

    Me interesa muchooooooo gracias

  17. jorge diaz dice:

    Favor informarse, lamentablemente este no es un aparato fiable y tal como dice el articulo es complementario, en mi caso tengo diferencias hasta de un 60%, con esta data no puedo hacer mucho, la toman de decisiones puede ser hasta peligrosa basada solo en este aparato.

  18. ariel gutierrez valencia dice:

    Msndar infirmaxoon a mi corrreo

  19. Antonio Gómez dice:

    Ha sido un importante avance en el control de la glucemia,sin embargo necesita algunas perfecciones, es caro en relación a la durabilidad,solo 15 días.

  20. Anónimo dice:

    Hola, solamente unos comentarios que de tanto investigar me parecen importantes ¿Sabían que hasta el año 1997 la glucosa en ayunas era considerada normal hasta 140 mg y la ADA decidió rebajar el punto de corte a 126 y posteriormente en 2003 considerar prediabetes al rango entre 100 y 126? Ojo, con esto no digo que no sea importante, pero digo que hasta ese año alguien que tenía supongamos, 135 era considerado alto dentro de lo normal aún y recién considerarían la patología en alguien con mínimo 160, 180. Oh casualidad, la glicosilada ideal la sitúan en menor a 7% lo que significa 140 de promedio y a partir de ahí empieza a ser recién problemática, siendo todavía aceptable hasta 8% (180 aprox). Con esto no estoy diciendo que es algo para tomar a la ligera, simplemente para “relajar” un poco la paranoía de varios, me incluyo como buen hipocondríaco que siempre fuí. Los médicos e investigadores habrán tenido sus motivos para rebajar las cifras, pero también como sabemos hay mucho negocio detrás de esto y las amenazas de las posibles consecuencias de un mal control, que como dije, no subestimo, pero que son a la vez una buena forma de extorsionar a los pacientes. Otra cosa interesante, leí mucho acerca de las dietas bajas en carbohidratos y realmente resultan, doy fé, pero ojo, hay que saber bien que comer y lo malo es que no es muy variado, pero se lleva, la dieta es: carne, pollo y pescado, este último preferentemente azul, como el atún, las sardinas o la caballa. Verduras de hoja verde (acelga, espinaca, lechuga) y como “snacks” entre comidas, nueces, almendras, palta o aguacate como le llamen y aceitunas, para tomar, yo para darme el gusto tomo Coca Zero, aunque sería preferente agua, pero bueno, algún gustito me permito. Comiendo así doy fé que los niveles bajan a la normalidad o en el menor de los casos rondándola, cuando descubrí esto en mí porque tenía mucha sed y había bajado de peso, se me dió por medirme y tenía 280 en ayunas, casi me muero y caigo de la silla, ya que tenía algun temor de que saliera alterado quizás (mi madre tiene) como cualquiera, pero no tanto. De esto hace tres meses y medio, y hoy he bajado la mayoría a menos de 140, estos últimos días con la dieta estricta que dije, menos de 110, 93, 97, 86, valores así sin ninguna medicación, eso sí, no he sido disciplinado del todo y he comido hasta chocolates y de a poco empieza a subir si uno hace eso y en dos días ya está mal otra vez, quizás por un capricho de un chocolate solo no suba tanto, pero si uno se excede sí, así que lo mejor es hacerla lo más estricto posible. Leyendo y leyendo, llegué a la conclusión de que la teoría de Gabriel Cousens y Bernstein, tienen un punto en común, a pesar que uno dice comer crudo y vegetariano y el otro carnes basicamente, los dos evitan las frutas, mi primer error cuando comencé a prueba y error, las manzanas por ejemplo, así sean las verdes, pueden subir, quizás no siempre pero suben, se acumula su fructosa en el hígado y quizás no en el momento, pero sí aparezca después en el conocido “fenómeno del amanecer” que es cuando sube en ayunas. Hay detractores de esta dieta cetogénica, pero hay muchos estudios que la avalan, al punto de contestar todas y cada una de sus inquietudes al respecto, por ejemplo los esquimales, comen solamente carne y están sanos, hay una familia que come carne hace 15 años y ahí están, lo más saludables y fuertes, busquen en Google al respecto.
    Por último, y teniendo más que ver con el tema, dicen que para el 2018 sale un dispositivo revolucionario (era hora) que es lo más cercano a un pancreas artificial y mejor que las bombas actuales, ya que tiene un sensor que detecta el nivel de azúcar y suministra o no la insulina necesaria, seguramente sea caro, pero al menos es otro avance y supongo que con el tiempo lo mejoraran, aunque dudo que alguna vez encuentren una cura definitiva para esto, o quieran encontrarla, pero al menos es hora de que con los avances que hay se mejore sustancialmente la calidad de vida de los afectados. Por lo pronto seguiré con mi tratamiento individual y espero mantenerme lo más alejado de la medicina occidental el mayor tiempo posible o al menos, precisarla, lo menos posible. Un saludo y perdón que no ponga mi nombre de pila siquiera, pero es por un motivo muy personal y quizás absurdo. Carlos, te aconsejo la dieta, tal cual escribí, no agregues ningún alimento, quizás lo único que me faltó que podría ser es jamón crudo o panceta y huevos fritos, esto último con moderación por las dudas, aunque no creo traiga problemas, fijarse como dá el resultado en cada caso, y pero nada más, no salgas de ahí, que ya es bastante variado dentro de la restricción, ni productos light, ni quesos crema, nada, preferentemente el atún que sea libe de gluten hoy en día es muy fácil de encotrar, ya que están de moda los celíacos también, siguiendo esa dieta, te aseguro que como mínimo, si no es que quedás libre de la insulina, como mínimo vas a necesitar muchísima menos, quizás solo unos puntos de la lenta, para tener basal y nada de correciones. Saludos y felicidades por el blog.

  21. MARIA dice:

    COMO LO TRAIGO DE CHILE A BAS AS ??

  22. Salvador dice:

    NO SE RECIBIÓ MÁS APARATO QUE INSULTOS Y COACCIONES, TODO EL DINERO DE PERDIÓ. Revisando el tema en Internet veo que está tremendamente manipulado, mis comentarios no llegan. Pero si este llegara solo agradecer a Abbott por estimular mis ganas de reclamar por el conocido fraude de Internet. Internet es de todos y es muy probable que yo esto lo vuelva a demostrar.

  23. Yolanda elias del angel dice:

    Hola me interesa ya k mi madre se tiene que pinchar dos o tres veces diarias y ya tiene muy delgada su piel de sus dedos mandenme informacion donde puedo obtenerlo y como manejarlo gracias

  24. Ana M. Polo dice:

    Voy a crear la asociacion de diabeticos oprimidos, jejejeeje, tengo 69 anos y casi 30 de diabetica, me pongo dos tipos de insulina 5 veces al dia….pero a diferencia de otros diabeticos, no me ha gustado comer nunca y mi endocrinologo dice que eso es malo. bueno pero yo me siento fuerte, me siento dinamica, soy asmatica, tengo artrittis prooblema tiroideo y otras cosas mas de las mujeres, pero creo que dentro de las soluciones esta ( he sobrevivido a casi la mitad de mi familia que ha muerto por diabetes, incluyendo hermanos menores) comer solamente los carbohidratos necesarios para tener energia, hacer ejercicio todos los dias, sin exceerse, dormir bien (yo no puedo dormir), evitar infecciones (el diabetico tiene las defensas bajas, por lo general) y mantener el estres en su punto de equilibrio; para mi el estres es uno de los peores enemigos, si estoy muy contenta o me pongo de mal genio mis niveles de azucar suben descaradamente. En fin creo que supere la etapa de sentirme enferma para entrar en otra, la que tiene diabetes y tiene que mantenerla controlada, la que tiene asma y debe tenerla controlarla, la que tiene las defensas bajas debe luchar para subirlas y sin embargo (debido a que soy artista pictorica y maestra preescolar) considero que mantenerse positivo, hacer lo que a uno le gusta, mantener el sentido de la parte ludica al tope y amar la vida que aun tengo y darle gracias a la vida porque me ha dado mucho amor y me ha permitido dar mucho amor especialmente a los ninos, mis nietos y otros que hacen mi vida mas placentera.

  25. Lucerito dice:

    Que costo tiene y en donde lo consigo

  26. Juan Delatte dice:

    De entrada debo decir que soy un “adicto” a Free style libre, y que desde que lo huso mi vida como diabetico ha cambiado en positivo.

    Quiero hacer notar a los usuarios que los últimos tres sensores me han dado problemas de fiabilidad, dandome resultados mas bajos que la realidad, ( la primera vez me di una sobredosis de glucosa pensando que estaba en hipoglucemia).

    He hablado con atencion al cliente, siempre amables, pero cada vez mas exigentes en aceptar reclamaciones. Esta vez me han pedido ademas de conservar el sensor defectuaoso y los datos de la caja, me han pedido como digo una comparatica de los resoltado con glucosa en sangre con las tiras reactivas de ellos ( no vale otro medidor).
    Me parece que a medida que salen problemas intentan evitarlos con burocracia.
    Ojo a las mediciones de los ultimos dias!!

  27. Gladys dice:

    Mi experiencia con el freestyle fue corta, me lo dieron para probar en el centro de salud, y me duro 2 días, he usado la piscina, no soy una gran nadadora así que no estuve mas de media hora, y a partir de ahí, tuve un día según el free con hipoglucemias toda la tarde, ademas antes de que dejara de funcionar tuve una diferencia importante con el control capilar, como lo exprese a la comercial, y con mi experiencia en bomba de infusión, solicite no ponérmelo en el brazo, porque ademas trabajo con niños, y no me lo permitieron, obviamente al alsar a un niño de 1 año mas su mochila, el sensor se desconecto, luego di uso del aparato para seguir con mis controles capilares, un par de días y el medidor dejo de funcionar, las baterias estaban cargadas, así que he gastado en tiras, que no pude usar, lo único que me resulto importante ademas de la medición y no pincharme es la tendencia, porque ayuda a determinar la insulina aplicar, aunque como dije antes, comodidad por el lugar donde obligan a ponerlo NO, fiabilidad en los valores NO
    He reclamado a abbot, y me dijeron que ellos no podían hacer nada y que la comercial del centro de salud tendría que hacer el cambio, esto fue en julio, y no me han repuesto nada, no me repusieron ni el sensor ni un nuevo aparato, he devuelto todo

Deja un comentario